Saltar al contenido

La Unidad de Pediatría de HLA Los Naranjos, pionera en la realización de gastroscopias infantiles

  • El servicio dispone de todas las pruebas necesarias para el estudio de los trastornos digestivos asociados al gluten
  • Hasta el momento, la mayoría de los diagnósticos de celiaquía realizados en el ámbito privado requerían un desplazamiento fuera de la provincia

Huelva – 24 de septiembre de 2019-. HLA Los Naranjos de Huelva añade la realización de endoscopias digestivas altas o gastroscopias infantiles a su cartera de servicios a partir de octubre. Con esta incorporación, el Servicio de Pediatría de la clínica del Grupo HLA se convierte en un centro de referencia en el estudio de los trastornos digestivos asociados al gluten, al disponer de todas las pruebas necesarias para su diagnóstico.

La doctora Shekiná Romero se ha incorporado recientemente al Grupo Pediátrico Especializado de HLA Los Naranjos, que cuenta ya con 9 profesionales. En palabras de esta especialista “se trata de una técnica esencial que se traduce en una mayor comodidad para los pacientes, que hasta el momento la gran parte de los diagnósticos de celiaquía realizados en el ámbito privado tenían que desplazarse fuera de la provincia para la realización de esta prueba”.

El gluten, uno de los problemas que más preocupa a los padres

Los trastornos digestivos son frecuentes en la infancia. Aunque la mayoría no entrañan gravedad, suelen jugar un papel importante en el desarrollo y crecimiento del niño, por lo que siempre debe valorarlos un pediatra y, en algunos casos, un gastropediatra. Los trastornos asociados al consumo de gluten son de los que más preocupan a los padres. Pueden ser de distintos tipos y es importante conocer las diferencias entre ellos. En la enfermedad celiaca, la ingesta de las proteínas contenidas en el gluten produce una lesión en el intestino delgado, que se manifiesta mediante síntomas muy diversos, siendo los más típicos diarrea, dolor abdominal y estancamiento del crecimiento. Por su parte, la alergia al trigo produce una respuesta mucho más rápida, ocasionando síntomas similares a los que pueden darse en cualquier alergia alimentaria. Por último, existe un grupo de personas que son sensibles a la ingesta de gluten, pero que no padecen celiaquía o alergia alimentaria. Este cuadro se conoce como sensibilidad al gluten o al trigo no celiaca.

A pesar de que los estudios e investigaciones están avanzando y cada día están más cerca de soluciones como la obtención de harinas transgénicas o el desarrollo de fármacos que inactiven el potencial tóxico de estas proteínas, el único tratamiento disponible en la actualidad es la realización de una dieta exenta de gluten.

Tal como advierte la profesional del HLA de Huelva “tanto si un niño es celiaco como es alérgico, hasta la ingesta de pequeñas cantidades ocasiona efectos adversos. Solo el niño que está diagnosticado de sensibilidad a este alimento puede tomar una pequeña cantidad que no le cause síntomas sin las mismas implicaciones que en la enfermedad celiaca, puesto que no asocia lesión intestinal”.

Alimentación a base de frutas, verduras y legumbres

Para el estudio de celiaquía habitualmente se necesita realizar una analítica de sangre que permite identificar anticuerpos específicos y, en casi todos los pacientes, es necesario una gastroscopia para confirmar el diagnóstico. Nunca se debe retirar el gluten de la dieta antes de que lo indique el pediatra, ya que esto suele entorpecer el proceso de la evaluación. Una vez que ha sido diagnosticada la dolencia, lo mejor es basar la alimentación en productos frescos e ingerir frecuentemente fruta, legumbres y verduras.


Repercusión:

  • Huelva Red
  • Diario de Huelva
  • Huelva Buenas Noticias
  • Medicina21
  • ANIS
  • Farmanews
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll Up