Saltar al contenido

“Nadie tiene por qué resignarse a no tener descendencia”

  • La Unidad de Reproducción Asistida del hospital HLA Mediterráneo ofrece altas tasas de éxito en tratamientos de fertilidad según las cifras del registro nacional de centros de Reproducción Asistida. 
  • El retraso de la edad elegida para la primera gestación es el factor que más influye en el aumento del número de casos de infertilidad.

El número de tratamientos de infertilidad crece constantemente. Por un lado, porque cada vez “se busca el embarazo en edades más avanzadas”, un factor que complica la reproducción. Pero también, porque los avances tecnológicos en este ámbito han conseguido que cada vez haya más medios para obtener una gestación. “Donde antes algunas parejas o mujeres sin pareja se resignaban a no tener descendencia, ahora cuentan con medios para ello”, así lo asegura el doctor Iván Giménez Peralta, director de la Unidad de Reproducción Asistida (URA) del hospital Mediterráneo de Almería, del grupo HLA, que junto a la doctora Mª Angustias Torres y al doctor Pérez-Piaya, conforman el equipo médico de la unidad. Esta unidad forma parte del prestigioso grupo de centros de reproducción UR del Grupo HLA, de ámbito internacional, una red de centros especializados, cuyas tasas de éxito en los tratamientos se mueven entre las más altas del país según las cifras del registro nacional de centros de reproducción asistida que todos los años publica la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Según el Dr. Giménez, especialista en Ginecología y Reproducción, la infertilidad crece a la par que la edad para tener hijos. “La edad avanzada de los progenitores es un problema con el que tenemos que trabajar frecuentemente”, indica el Dr. Giménez. Pero cada vez tenemos más medios para solventar este problema, asegura el director de la UR del hospital almeriense, entre ellos “la donación de ovocitos. Es un tratamiento al que cada vez se recurre con más frecuencia y supone una opción para las parejas”, continúa. Este método se aplica principalmente con óvulos procedentes de donantes. También se da el caso de mujeres que congelan sus propios óvulos para planificar su reproducción o bien porque se van a someter a “tratamientos oncológicos o que pueden afectar a su fertilidad”. La incidencia en los hombres es menor, pero “también preservamos semen en varones con problemas similares. Hemos desarrollado numerosas pruebas y tratamientos tanto para problemas de fertilidad de origen masculino como femenino” subraya el doctor.

Según el Dr. Giménez, que se especializó en Ginecología y Obstetricia en diversos hospitales del Reino Unido, “el tiempo transcurrido buscando embarazo sin éxito es el principal factor que indica que una pareja puede tener problemas de reproducción, salvo que hayan realizado estudios previos o padezcan enfermedades que puedan influir en la fertilidad. Una vez tomada la determinación de someterse a un tratamiento, lo aconsejado por las sociedades científicas, es comenzar al año de dejar las medidas contraceptivas en mujeres menores de 35 años y a los 6 meses en mujeres mayores de 35 años. Y no cejar en el empeño. No se puede limitar el número de intentos, pues las causas y las respuestas son muy variadas. En ocasiones hay que cambiar de tratamiento. Pero es fundamental detectar cuándo un tratamiento puede dar resultado o si es preferible recurrir a otro” concluye el doctor.


Repercusión:

  • Diario de Almería
  • La voz de Almería (impreso)
  • Novapolis
  • Noticias de Almería
  • Grupo HLA
  • Telenoticia
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up