Saltar al contenido

Psoriasis, mucho más que un problema de piel

  • Esta enfermedad crónica y multisistémica afecta en gran medida a la calidad de vida de los pacientes.
  • Su tasa de mortalidad es reducida, pero incrementa el riesgo de padecer eventos cardiovasculares y neoplasias.

Aunque su origen sigue siendo aún un misterio para la medicina, “la psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta en torno al 1-2% de la población general y parece ser el resultado de la interacción de factores genéticos, de alteraciones en el sistema inmune y de factores presentes en el ambiente que nos rodea, que puede presentarse a cualquier edad y en ambos sexos”, indica el doctor Alonso, dermatólogo de Hospital HLA San Carlos, basándose en recientes estudios científicos realizados por los especialistas Schön y Boehncke, en su libro ‘Psoriasis,’ y en las afirmaciones de Luis Puig Sanz, en ‘La psoriasis, ¿una enfermedad sistémica?’.

La forma y el grado de afectación son muy variables, pudiendo presentarse desde escasas y pequeñas lesiones hasta ocupar una extensión casi total del cuerpo, cuero cabelludo e incluso las uñas. El tipo más común de psoriasis es aquel que se manifiesta con placas rosadas o rojizas muy bien delimitadas y cubiertas de escamas plateadas, describe el Dr. Alonso, pero aclara que “no obstante, existen también formas de psoriasis pustulosa en la que aparecen ampollas de contenido blanquecino (pus), formas en las que se afectan los pliegues de la piel (axilas, ingles, etc.) o incluso formas eritrodérmicas graves en las que queda comprometida la práctica totalidad de la piel.

La psoriasis que no se ve

Además de las lesiones cutáneas que la caracterizan, el profesional de HLA San Carlos advierte que la psoriasis “parece estar íntimamente ligada a factores que incrementan el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares (tales como infartos cerebrales y cardíacos): hipertensión, niveles elevados de colesterol y triglicéridos en sangre, obesidad o diabetes”. Asimismo, se ha relacionado con múltiples enfermedades que afectan a órganos diferentes a la piel como la artritis, la enfermedad inflamatoria intestinal e incluso diferentes tipos de tumores, entre otras.

A pesar de los constantes avances en el conocimiento de esta enfermedad, en la actualidad no se dispone de un tratamiento curativo para la misma, pero existen múltiples líneas de tratamiento tanto tópico (fundamentalmente a base de cremas de corticoides o análogos de la vitamina D) como sistémico (bien en comprimidos o bien inyectables o aplicados en forma de radiación ultravioleta), que se elegirán en función de la severidad de la enfermedad, teniendo siempre en cuenta las preferencias y las comorbilidades de cada paciente en particular”, asegura el profesional de HLA en Denia.

Al tratarse de una enfermedad crónica, tendrá un curso evolutivo oscilante, con periodos de remisión y otros de empeoramiento. Además, se deben identificar todos los posibles factores de riesgo cardiovascular y recomendar su tratamiento, junto a aconsejar una dieta saludable, ejercicio físico regular, así como el abandono del tabaquismo y del consumo del alcohol.

La psoriasis está considerada como una enfermedad multisistémica de curso crónico que afecta en gran medida a la calidad de vida de los pacientes que la padecen y que, pese a presentar una tasa de mortalidad reducida por sí misma, incrementa el riesgo de padecer eventos cardiovasculares y neoplasias. Es por ello, que el facultativo de Hospital HLA San Carlos concluye que esta enfermedad debe ser manejada de forma multidisciplinar, colaborando entre las diferentes especialidades médicas para conseguir el mejor resultado para los pacientes”.


Repercusión:

  • Grupo HLA
  • Denia.com
  • Deniaguia
  • Xabia.com
  • Xàbiaaldía.com
  • Marina Plaza
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up